Una campaña homofriendly: #JUANSameLove.

13:03

Camiseta y Pantalón: JUAN Chaqueta: Julián Ruiz Reloj: Call It Spring. Foto: Juan David Jaramillo

"Hombre con hombre, mujer con mujer, y del mismo modo en el sentido contrario" es tal vez la frase perfecta para empezar a hablar de un tema que aqueja no solo a Colombia, sino también, tristemente, al mundo entero. Este post no pretende simplemente ser la divulgación de una campaña sino ser un manifiesto de mi posición meramente personal sobre lo que hoy pasa en la vida real y digital con el matoneo y la homofobia.


Empecemos con que estas dos palabras: matoneo y homofobia, no deberían estar presentes en nuestro vocabulario en pleno siglo XXI, por eso de que somos una sociedad moderna y evolucionada, pero que al parecer se le olvidó lo social y lo humano, y simplemente pensó en tecnología. Es inconcebible que aún hayan múltiples formas de maltrato a quienes por una u otra razón son diferentes.

¿Quién dijo que lo diferente no encaja? Si ser diferentes es una condición no solo biológica sino también social del ser humano.En el caso puntual de la homofobia aún no me queda claro por qué un hombre tiene que aparentar ante su familia y amigos que es heterosexual, y hasta tiene novia, siendo gay; ¡claro! porque tiene que encajar en una sociedad hipócrita que un día se indigna por el suicidio de un joven homosexual gracias al matoneo en su colegio pero que al poco tiempo  lanza ofensas homofóbicas a diestra y siniestra en la red contra un niño que presentaba una audición en un reallity de la televisión colombiana. O por qué debes amar a tu novio a escondidas y no lo puedes besar en público, y un largo etcétera de condicionamientos y tapujos que se le han dado a las relaciones de parejas del mismo sexo.

Es que es difícil que digas abiertamente que eres homosexual en un lugar donde desde la escuela se le enseña a los niños que pareja es hombre y mujer, y que mujer no puede estar con mujer y que con menor razón un hombre con un hombre, porque nuestra sociedad ha llegado hasta el punto de satanizar y censurar esta condición.

El amor no se debe condicionar ni mucho menos debe tener un manual de uso. En el corazón nadie manda, ni el Estado ni la Iglesia. Nuestra condición sexual no tiene porque causar revuelo y ser juzgada. En un país en el que la Constitución proclama la libertad de expresión como uno de sus derechos, ser gay, lesbiana, bisexual o travesti no debería ser motivo de discriminación ni maltrato. 

Por estas y múltiples razones más, apoyo de corazón la campaña #JUANSameLove, que la marca colombiana JUAN ha creado como expresión de incorfomidad contra el bullying y la homofobia. Aplaudo además que la moda siga aportando granitos de arena socialmente y digo con orgullo que soy gay y este blog es homofriendly.













Ph. David Suárez para JUAN

¡Gracias por leer! Nos leemos y vemos en redes: Instagram y Twitter @KevinLopez96 ♥

You Might Also Like

0 comentarios